Entretenimiento

¿Sabías que…?

By  | 

El nacimiento prematuro (antes de las 37 semanas de embarazo) es la principal causa de muerte de bebés en EE. UU. Los bebés que sobreviven un nacimiento prematuro a menudo enfrentan problemas de salud graves y para toda la vida, incluso problemas respiratorios, ictericia, pérdida de la visión, parálisis cerebral y retraso intelectual. Además de las consecuencias negativas sobre las vidas humanas, los nacimientos prematuros representan más de US$26,000 millones por año en costos médicos y sociales evitables, según la Academia Nacional de Medicina.

Los hombres son los únicos mamíferos machos que se fascinan con los pechos de las mujeres. La explicación más lógica y posible es que con la estimulación de los pezones de la mujer durante la lactancia, el cerebro libera oxitocina, la cual genera un lazo entre la madre y el recién nacido. Young piensa que la evolución humana incorporó un circuito cerebral que tenía como fin fortalecer el vínculo entre la madre y su hijo durante la lactancia.  Ahora este sirve para fortalecer el vínculo entre las parejas.

Un nuevo análisis realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) ha aportado la evidencia más fuerte hasta la fecha de que la náusea y el vómito durante el embarazo se asocian con un menor riesgo de aborto involuntario en las mujeres embarazadas.  Se desconoce la causa de las náuseas del embarazo, pero los investigadores han propuesto que protegen al feto contra las toxinas y patógenos en los alimentos y bebidas.

Existen claros indicios de que los hijos de padres obesos son propensos a la obesidad y tienen mayor riesgo de padecer la diabetes tipo 2, pero cómo y por qué ello sucede continúa siendo objeto de investigación. Se extrajeron células madre de cordones umbilicales donados de bebés de madres con peso normal y de madres obesas, y las cultivaron en un laboratorio hasta convertirlas en células de tejido graso y células de tejido muscular. En ello se encontró contenido graso 30 % más elevado en ambos tipos de células en los hijos de madres que estaban obesas en la primera visita prenatal.