Moda

LO QUE NO SABÍAS DEL BIKINI

By  | 

Al principio, esta pieza fue prohibida en muchos lugares y hasta condenada por algunas autoridades religiosas, el resto es historia

Secretos de Sissi

Por: Sissi Fleitas

 

Nos encontramos en medio del verano, disfrutando los maravillosos rayos del astro sol, y si nos vamos a broncear, no podemos dejar de pensar en el bikini. Y ustedes, los del sexo fuerte, si van a broncearse, apuesto que además de sentir el colorcito, la segunda motivación que tienen es ver chicas guapas luciendo un diminuto bañador.

A ti mujer, este mes no intentaré convencerte que uses un bikini; o si eres hombre, vayas a la playa a darte un taco de ojo con las chicas. Sólo me pareció interesante compartir contigo que esto no es algo que comenzó en los tiempos modernos.

El primer traje de baño surgió en el año 1890, tanto para el hombre como para la mujer. Imagínate que estaba compuesto de camisa, pantalón y calcetines… ¡Qué calor! Hasta que por fin en 1915 desaparecieron los calcetines, aunque las mujeres seguían usando aquellos camisones, camisas largas y faldas para el baño que hoy vemos sólo en películas. Mientras en 1930 surge el primer traje de baño exclusivamente femenino.

Eso sí, los pantalones tenían que cubrir los muslos de ellas obligatoriamente, y por si fuera poco, estaban hechos de lana, al mojarse podían pesar más de 6 libras… hemos evolucionado un poco, ¿no crees?

Sólo 30 años más tarde, en 1960, apareció la “lycra”, una tela elástica y muy cómoda que nosotras conocemos muy bien, y a cambio de la lana, que pesaba demasiado y daba un calor insoportable en el verano, con la “lycra”, ligera y adaptable al cuerpo, comenzaron a fabricarse los primeros trajes de baño elásticos.

Fue hace 66 años, en pleno verano de 1946, cuando el ingeniero Louis Reard y el diseñador de moda Jacques Heim, inventaron un traje de baño… pero de dos piezas. El invento era provocador, explosivo, sexy. Por aquel entonces, “Bikini” era el nombre de un atolón o isla del Océano Pacífico, donde por esa época, fue lanzada una bomba.

Al principio, esta pieza fue prohibida en muchos lugares y hasta condenada por algunas autoridades religiosas, el resto es historia.

Sin éxito alguno, el pobre Louis Reard intentó que la polémica prenda fuera exhibida por una modelo profesional, pero la que se atrevió a lucirlo fue una bailarina de teatro, sin ningún temor de mostrar su ombliguito, algo totalmente inconcebible para la época. Así, finalmente el bikini fue presentado oficialmente ante el mundo en París.

Sin embargo, ni Louis, ni Jacques habían inventado nada nuevo, más bien lo redescubrieron. Existen pinturas de la antigua Grecia que tienen sobre 3,000 años, donde las mujeres ya usaban los tan de moda trajes de baño de dos piezas para hacer gimnasia. También, se han descubierto mosaicos romanos del Siglo IV con mujeres luciendo lo que hoy llamaríamos bikini.

Fue en 1964 cuando un estilista californiano inventó el topless o monokini; y, en 1974, llegó desde Brasil la también controversial “tanga” inventada por el italiano Carlo Ficcardi.

Esta corta reseña de la historia del bikini dejó más que demostrado que para pasar a la historia, hay que hacer cosas diferentes. Así que nunca le temas a dar el primer paso, a llevar tus ideas a cabo, o a ser el primero en algo, aunque sea prohibido o censurado.

Un beso y no se te olvides que “la belleza viene de adentro hacia fuera”.

SISSI.

Las opiniones expresadas en este artículo no han sido evaluadas por la FDA. Bajo ninguna circunstancia, este artículo o los productos mencionados en él, diagnostican, tratan, curan o previenen enfermedades