Lifestyle

La Superstición

By  | 

Al hablar de superstición nos referimos a la creencia o mito popular en la ocurrencia de sucesos, fenómenos o circunstancias extrañas asociadas a ciertas acciones que carecen de argumento lógico. Varias personas saben que sus supersticiones son absurdas, sin embargo continúan practicándolas por diversas razones. Algunos ejemplos de superstición, son: Pensar que romper un espejo es de mala suerte, suponer que pasar debajo de una escalera traerá mala suerte, imaginar que colocar una cartera en el suelo traerá pobreza, asociar un color de ropa con eventos favorables, creer que ciertos aromas les brindan protección a las personas, etc.

¿Cómo se origina la superstición?

  • A menudo nace por la idea de una persona que luego se convierte en tradición: Probablemente una persona sufrió un accidente justo después de pasar debajo de la escalera y llegó a la conclusión que la acción de pasar debajo de la escalera fue la causa, enseguida la superstición se popularizó. Esto es algo que se observa en las creencias y tradiciones de los pueblos. La gente realiza ciertas prácticas, con el convencimiento que es la forma correcta de obtener algunos beneficios o evitar efectos negativos.
  • Por correlación de variables: Alguien observa que casualmente cuando ha tenido una mala experiencia iba vestido de rojo y llega a la conclusión que encontró la causa que origina un día desfavorable.

¿Se puede cumplir la superstición?

Sí se puede cumplir debido a los secretos del poder subconsciente. Lo cierto es que la mente antecede a la experiencia material y cuando se llevan años insistiendo en una idea, se llega a formular una creencia, ya sea que tenga fundamento lógico o no. Una forma de comprobar cómo la mente tiene un dominio sobre la realidad es con el efecto “placebo”. Si una persona está convencida que está tomando el medicamento apropiado, cuando solo es cualquier sustancia no curativa, en realidad se trata de una superstición, porque carece de argumento científico. A pesar de ello, los resultados son sorprendentes y se observa una mejora en la salud. La creencia es muy poderosa. Una vez que alguien está totalmente convencido de algo, su poder mental le dará argumentos para decirle que sus expectativas son las correctas, ya sean estas positivas o negativas.

La buena noticia en todo esto, es que la superstición puede usarse para construir anclajes mentales positivos:
Si se usa la superstición como una estrategia para construir anclajes mentales positivos, puede ocurrir excelentes transformaciones. Las personas con un gran carácter optimista siempre se dan razones a sí mismas para pensar que todo estará bien, lo cual es una gran ventaja para el desarrollo personal.

Existen afirmaciones que debes mencionar en tiempo presente para que una superstición produzca efecto positivo en ti; por ejemplo: “cada vez que camino a mi trabajo me siento pleno y agradecido”, “cuando trato a cada cliente, recuerdo que estoy ganando más de 5,000 dólares mensuales”, “al verme al espejo, sé que soy un líder fantástico”, etc. Toda esta asociación de experiencias ayuda a un cambio positivo permanente. A través de esta herramienta podrás comprobar que tú estás por encima de las circunstancias. Lo que te permitirá obtener todo lo que deseas y comenzar a manipular la realidad a tu beneficio.

Si eres de las personas que comparten cadenas a través del correo electrónico o de las redes sociales, porque si no lo haces, te esperan 7 años de mala suerte, entonces también formas parte del porcentaje de supersticiosos…¡Comparte este artículo con tus amigos y algo bueno te ocurrirá en los próximos dos días! (No es cierto, pero no pierdes nada probando).

La creencia es muy poderosa. Una vez que alguien está totalmente convencido de algo, su poder mental le dará argumentos para decirle que sus expectativas son las correctas, ya sean estas positivas o negativas.