Secretos de Sissi

Fantasías Sexuales, ¿Cuál será la tuya?

By  | 

Los tríos o “menaje a trois”; esta fantasía ocupa el primer lugar en la preferencia de todos. El uso de juguetes eróticos. Hacerlo con los ojos vendados y atados de pies y manos… ¡Qué tortura! Tener sexo con alguien de otro color o raza… ¡Viva la globalización!

Por: Sissi Fleitas
Secretos de Sissi

¡A que llamó tu atención el título del tema de hoy y te mata la curiosidad por seguir leyendo!

Todos las hemos tenido, hasta mi abuela, a pesar que muchos lo nieguen, porque las fantasías sexuales se producen en nuestra mente de forma voluntaria; pero también involuntaria. Y, aunque la mayoría de nosotros se las calle y se las reserve secretamente, son algo muy común para todos los seres humanos.

Las fantasías siempre provocan excitación sexual y muchas veces recurrimos a ellas porque sin duda alguna, son el mejor medio para lograr excitarnos en aquellas ocasiones en que no hay nada que nos mueva las hormonas… y tenemos que “cumplir”. Obviamente las mujeres no estamos excluidas.

Citando la definición de Wikipedia, “las fantasías sexuales son representaciones mentales creadas por el inconsciente teniendo como tema principal las relaciones sexuales”.  Según Freud “son representaciones no destinadas a ejecutarse”. Me pregunto… ¿Por qué no?

Trátese de Freud, Wikipedia, o quien sea, lo cierto es que estos pensamientos comienzan en la etapa más temprana de la adolescencia, siguen con nosotros durante toda nuestra existencia, y sólo nos abandonan junto con nuestro postrer aliento.

El tener una fantasía sexual no necesariamente conlleva el deseo de hacerla realidad. Muchas veces esas fantasías no están en concordancia con los valores que nos han inculcado o con nuestras creencias religiosas, entonces vienen las frustraciones o un gran sentido de culpa por pensar algo que nos enseñaron que está prohibido, que no se hace. Pero la imaginación, no hay nadie que la detenga cuando echa a volar, y como a nadie hacen daño, pues las susodichas fantasías sólo existen en nuestra mente, no se las considera perjudiciales.

Aunque, en honor a la verdad, hay quienes las han hecho realidad.  Sin embargo, algunas personas confiesan sentir una gran decepción después de llevarlas a la práctica, sobre todo con su pareja, pues según ellas, al materializarla, una fantasía deja de ser eso: fantasía, y pierde todo su atractivo y fascinación… ¿Tú qué opinas?

¿Existe diferencia entre la fantasía sexual y el deseo sexual? Claro que sí. La primera se basa en un hecho físico e irreal. Mientras que el deseo sexual es el preámbulo de una situación completamente real y tangible. Aunque el “deseo” puede tener su origen en una “fantasía”, no son lo mismo.

ALGUNOS BENEFICIOS DE LAS FANTASÍAS SEXUALES

  • Los especialistas en sexología recomiendan a las parejas establecidas que transformen sus fantasías en juegos eróticos como estímulo para romper la monotonía en la vida sexual.
  • El tener pocas o ninguna fantasía sexual puede ser índice de una enfermedad llamada “deseo sexual hipoactivo”; por lo que tenerlas, ayuda a mantener un estado óptimo en la vida sexual personal.
  • Si tu autoestima está baja, de seguro no tienes fantasías sexuales. Así que si quieres subírtela, empieza a fantasear.
  • Ayudan a nuevos descubrimientos en tu sexualidad.

LAS FANTASÍAS MÁS FRECUENTES

  • Lo prohibido: tener sexo en público, por ejemplo.
  • Tener sexo con una persona desconocida, extraña.
  • Voyerismo: Imaginar observar a otras personas teniendo sexo.

La mente humana es un universo muy privado. El sexo comienza en la mente.  He aquí 10 de las fantasías que algunos famosos se han atrevido a confesar:

  1. 1-Eva Longoria.- “No me disgusta que me amarren las manos con pañuelos de seda cuando hago el amor”. ¿Y a ti?
  2. 2-Kirsten Dust.- Dijo en una entrevista que el mejor sexo que recuerda lo tuvo en el probador de una tienda de ropa.
  3. 3-Melanie Brown (ex-Spice Girls).- “Para mantenerme en forma hago el amor con mi marido 5 veces al día. Tengo que admitir que con él soy una ninfómana. ¡Es sex-ejercicio!… ¡qué exageración!
  4. 4-Megan Fox.- “No me molestaría tener a una mujer como Angelina Jolie en mi cama”.
  5. 5-Michael Douglas.- “Me encantan los disfraces eróticos”.
  6. 6-David Bisbal.- “Durante mi adolescencia me gustaba fantasear con Samantha Fox y Sabrina. Hay momentos para hacer el amor, pero lo divertido es dar rienda suelta a la imaginación”. Estoy de acuerdo.
  7. 7-Ricky Martin.- Dice que lo que lo excita de verdad es una “golden shower” (lluvia dorada). Por si no sabes lo qué es, esta práctica tiene que ver con la orina. ¡De verdad que Ricky vive la vida loca! Sin comentarios.
  8. 8-Robert Downey Jr.- “Antes de casarme estuve obsesionado con el sexo, la masturbación y mi miembro”.
  9. 9-Daniel Radcliffe (Harry Potter).- “Mi fantasía es interpretar a una reina travesti, con un vestido muy lindo y muchísimo maquillaje”.
  10. 10-Britney Spears.- “Si alguna vez me acostara con una mujer, sería con Kim Kardasian. Kim es una mujer real”.

Y si lo anterior te pareció poco, ahí te van diez de las fantasías favoritas tanto para “ellas como para “ellos”. Lo que vas a leer a continuación no es apto para menores:

Los tríos o “menaje a trois”; esta fantasía ocupa el primer lugar en la preferencia de todos. El uso de juguetes eróticos. Hacerlo con los ojos vendados y atados de pies y manos… ¡Qué tortura! Tener sexo con alguien de otro color o raza… ¡Viva la globalización! Apagar la luz para pensar en ti… y así dejar volar a la imaginación, pero no a solas.

Para los heterosexuales, tener sexo homosexual. Hacerlo en la cabina de un avión o con alguien desconocido. Tener sexo mientras otros te ven. Observar mientras otros tienen sexo. Imaginar que eres víctima de una violación… pero te gusta.

Ahora cierra los ojos e imagínate por un segundo la tuya…”la belleza viene de adentro hacia afuera”.

Con mucho cariño, SISSI

Las opiniones expresadas en este artículo no han sido evaluadas por la FDA. Bajo ninguna circunstancia, este artículo o los productos mencionados en él, diagnostican, tratan, curan o previenen enfermedades.