Intimidad

EL USO ADECUADO DEL CONDÓN

By  | 

Debes usar el condón para procurar tu propia  protección, ya que si bien es cierto conoces cómo es tu actividad sexual y con quién la llevas a cabo, tú no sabes cómo anda la de tu pareja, no sabes tampoco con quiénes ha estado en el pasado o si es totalmente “fiel”.

 

 

Es difícil entender que en pleno siglo 21, todavía muchos adultos oculten información importante a sus hijos sobre la prevención de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados, pues creen que no es conveniente despertar la “curiosidad” de los menores con temas sobre la sexualidad, o porque es poco “moral”.

 

Lo que muchos padres no saben o prefieren ignorar, es que hoy en día niños, desde temprana edad, ya saben bastante del tema, información obtenida por sus propios compañeros de escuela, un par de años mayores que ellos o por medios de comunicación. El problema es que dicha información no siempre es la correcto. He ahí donde debe estar presente la intervención apropiada y oportuna de los padres.

 

Éste, y otros temas relacionados con el sexo y la salud, deben ser aprendidos desde muy jóvenes. Saber que el uso del condón puede salvar vidas y evitar muchas complicaciones.

 

Algunas personas le huyen a su uso porque aseguran que disminuye la sensibilidad y por lo tanto, el placer.  Este tipo de comentarios nos habla de una irresponsabilidad sexual, de falta de conocimientos adecuados de cómo llevarla a cabo.

 

Debes usar el condón para procurar tu propia  protección, ya que si bien es cierto conoces cómo es tu actividad sexual y con quién la llevas a cabo, tú no sabes cómo anda la de tu pareja, no sabes tampoco con quiénes ha estado en el pasado o si es totalmente “fiel”.

 

No sería justo que por un momento de placer o porque todo pasó “demasiado rápido”, adquirieras una enfermedad o un embarazo no deseado que llegaría a interrumpir muchos planes en tu vida.

 

Si te embarazas, o embarazas a alguien, que sea cuando estés totalmente lista o listo para asumir dicha responsabilidad.

 

Muchas veces lo que sucede es que la mujer pide el uso del condón, pero el hombre se niega; en este caso es recomendable evitar la penetración, para que los fluidos corporales no entren en contacto y así, poder evitar algún problema de salud.

 

Lo mejor de todo sería comunicarte con tu pareja antes del acto sexual, hablar sobre el condón, su importancia e incluso iniciar un jueguito erótico con la variedad de colores, sabores, tamaños y formas que el mercado nos ofrece.  Actualmente también existe el condón femenino, una herramienta sencilla y curiosa para explorar.

 

EL USO ADECUADO DEL CONDÓN

 

  • Revisar la fecha de vencimiento, si ya caducó, no puede usarse pues se rompería.
  • El empaque no debe ser abierto con uñas o dientes, sino con los dedos procurando no romper el preservativo.
  • No debe desenrollarse completamente antes de ponértelo.
  • Debe colocarse desde el inicio de la penetración, para que esté presente durante todo el acto sexual.
  • Se desenrolla sobre el pene en erección cubriéndolo totalmente hasta su base.
  • Se deja un espacio pequeño sin aire en la punta para recolectar el semen en la eyaculación.
  • Si usas lubricantes junto con los condones, siempre utiliza lubricantes a base de agua. La manteca vegetal, las lociones, la vaselina o el aceite para bebés pueden romper los condones.
  • Durante el acto sexual debe verificarse periódicamente que el condón este cubriendo hasta la base, alertando que no se haya retraído.
  • Una vez suceda la eyaculación debe cogerse por su base y retirar el pene antes que pierda erección.
  • Debe usarse un condón por cada relación sexual.

 

VENTAJAS

 

  • Bajo costo
  • Fácil uso
  • Se consigue fácil
  • Protege contra enfermedades de transmisión sexual.

 

DESVENTAJAS

 

  • Ocasionalmente, reacciones alérgicas
  • Ocasionalmente se aluda insatisfacción sexual por disminución de la sensibilidad o interrupción de las caricias para colocarlo.

 

La única forma de evitar completamente el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual es la abstinencia (no tener relaciones sexuales). Pero si decides mantener relaciones sexuales, podrás protegerte utilizando un condón.

 

Para información más detallada y personalizada sobre este tema, recomendamos consultar a profesionales de la salud.

Las opiniones expresadas en este artículo no han sido evaluadas por la FDA. Bajo ninguna circunstancia, este artículo o los productos mencionados en él, diagnostican, tratan, curan o previenen enfermedades.