Carta Editorial


Amigos:

Es para mí un verdadero placer dirigirme nuevamente a ustedes con el mismo entusiasmo, alegría y buena energía de siempre… algunos de los componentes que también se manifestaron hace poco más de 9 años cuando escribí mi primera carta editorial;  cuando Candela Magazine salía a la luz para abonarle algo a muchas personas, entre ellas a mí.

Hace 9 años pensábamos que estábamos creando algo, y aunque en efecto, es así, en el proceso Candela también fue creando algo importante en quienes formamos parte de su elaboración.  En lo personal, puedo afirmar con toda seguridad, que ambas hemos ido creciendo de la mano.

Ahora la comparo con ediciones anteriores y he podido apreciar su evolución en todos los aspectos; me siento muy orgullosa de ella, ella que no sólo lleva impresa la tinta para hacerse escuchar e imágenes para hacerse notar, sino también horas de sueño que se mezclan entre hoja y hoja y que al final, entiendo que ese es un componente esencial que si faltara, carecería de esa personalidad que la identifica y la hace brillar con luz propia.

Dicen por ahí que la ceniza es buena para abonar el suelo, aportando nutrientes y protegiendo a las plantas de las plagas. Tal vez sea por eso que seguimos aferrados al suelo donde nos plantamos un 10 de Marzo de 2008, porque nuestra ceniza es una mezcla de motivaciones, personales y profesionales, que nos alimenta para seguir siendo parte de esta hermosa comunidad.

Ahora, 9 años después, no sólo destacamos en la presente edición dicho motivo que para nosotros es de total celebración, sino también, les traemos un especial dedicado a las madres… por lo tanto podemos decir que usted tiene en sus manos, una publicación que viene cargada de mucho amor.

¿Y cómo no? Si está dedicada a ese ser que con valentía, compromiso y entrega asumió el reto de traer al mundo una extensión de su propia existencia… una vida nueva; una responsabilidad asignada por Dios para complementar el sentido mismo de la palabra “amor”.

Este mes, Candela Magazine está dedicada a todas las madres, quienes simbólicamente son festejadas en mayo para rendirles un tributo por su incansable labor.

Permítanos dejar en sus manos una edición que como todas las anteriores, nos ayudó a salir de la rutina, porque eso es Candela y por ello disfrutamos hacerla; una publicación que mantiene su personalidad, pero que siempre tiene algo nuevo que presentar… y al salir de la rutina, se llena de vida.

Porque como leí alguna vez en un texto de Paulo Coelho… “Si piensas que la aventura es peligrosa, prueba la rutina. Es mortal”.

¡Bendiciones a todos!