Secretos de Sissi

Belleza verde a tu alcance

By  | 

“Parte de nuestra vida cotidiana, debería ser tomar los suplementos vitamínicos necesarios”

Verde es el color natural de la plantas, también de la esperanza y de la primavera y un color sagrado para los antiguos egipcios. Pero, ¿cómo aplicar todo ese maravilloso verde que nos rodea a nuestro bienestar y nuestra belleza, tanto por dentro como por fuera?

Té verde

Es la segunda bebida más consumida en el mundo después del agua. Es un estimulante natural que ayuda a prevenir y mejorar muchas enfermedades. Estudios recientes comprueban la capacidad del té verde para prevenir el cáncer y eliminar los dolores de cabeza. Se bebe hace miles de años, aunque no fue hasta el siglo XVII que se hizo verdaderamente popular en Europa. Es un antioxidante por excelencia. Si crees que tienes exceso de agua en el cuerpo, el té verde es también un excelente diurético. Te recomiendo el de la marca “Tadín”, disponible en todos los Estados Unidos.

Limón

Desintoxicante y purificador. Si de adelgazar se trata, el zumo o jugo de limón es muy efectivo para bajar de peso. Por su alto contenido en vitamina C, es ideal contra la gripe que a tantos ha afectado por estos días. Si sufres de granitos, mezcla yogurt natural con limón y avena. Aplica esta mezcla donde lo necesites una vez por semana y dile adiós a las espinillas o puntos negros de tu rostro.

Pepino

Originario de la India y utilizado por culturas tan antiguas como la romana, la egipcia y la griega. Los pepinos tienen un aroma delicioso. Además de ser ricos en agua, vitamina E y aceites naturales, una ensalada de pepinos es rica no solamente en sabor sino también en potasio, hierro, magnesio y vitamina C; todos, elementos básicos que requiere nuestro organismo. Si sientes que tu rostro está un poco hinchado por cansancio o estrés, corta varias rodajas de pepino frío y aplícatelas sobre la cara durante 10 minutos. Recuperarás la frescura y el brillo natural de tu piel.

Áloe vera o Sábila

Originaria del África y el Sur de Arabia. Fue usada por los griegos, los romanos, los egipcios, los hindúes y hasta chinos, por sus increíbles valores curativos. Aunque muchas compañías cosméticas fabrican productos a base de sábila, la mejor forma de usarla es directamente de la planta.  Después de un baño de sol, no hay nada mejor para la piel que la sábila. Corta la hoja fresca y sácale la pulpa. La sustancia gelatinosa contenida en la sábila, es un humectante poderoso. Extrae la gelatina que ésta posee y bátela con un chorrito de aceite. Aplícala a cualquier parte de tu piel y deja actuar durante 15 minutos. Verás la diferencia. También te puedo recomendar el Aceite de Vitamina E enriquecido con sábila de “La Bella”, disponible en tu farmacia más cercana.

Uva verde

Tan consumida en la alimentación como usada en mascarillas. La uva aporta amplios beneficios a la piel. Se ha descubierto que tiene propiedades que contribuyen a prevenir las arrugas. Y es por eso que está revolucionando el campo de la cosmética. De ella se aprovecha todo: sus hojas, su piel, su pulpa y hasta las pepitas. Entre sus beneficiosos componentes están los poli fenoles, la vitamina A y otros antioxidantes. Y del vino, ni hablemos; para nadie es secreto que consumir vino con moderación, puede reducir la presión arterial, el riesgo del cáncer y hasta te puede alegrar el día.

Hasta la próxima y recuerda que: “la belleza viene de adentro hacia afuera”.

Las opiniones expresadas en este artículo no han sido evaluadas por la FDA. Bajo ninguna circunstancia, este artículo o los productos mencionados en él, diagnostican, tratan, curan o previenen enfermedades.